Cómo afrontar los proyectos en año nuevo para realizarlos exitosamente

Maricel Díez

Cómo afrontar los proyectos en año nuevo para realizarlos exitosamente

ano-nuevo-planificacion
ano-nuevo-planificacion

Enero es el mes por excelencia de los nuevos propósitos, tanto personales como laborales. Siempre tras el balance de fin de año solemos ponernos a pensar en esas metas que siempre quisimos realizar y entonces con muy poco tiempo y apresurados queremos emprender los proyectos que no pudimos hacer durante el año anterior. Además, nos ponemos metas poco realistas y queremos grandes resultados demasiado rápido.

Hace unos años hablábamos precisamente de esos propósitos, de cómo había formas de poder llevarlos a cabo con éxito y que no acaben abandonados en un cajón. En ese post hablamos del sistema Kaizen, un método (como existen otros muchos) de gran simplicidad, para lograr de una forma eficiente nuestros objetivos. Este sistema requiere pocos elementos pero muy precisos, en resumen:

  1. Todos nuestros propósitos han de ser medibles.
  2. Pensar en los medios que necesitamos para realizarlos.
  3. Ir paso a paso, disfrutar del camino, con refuerzos positivos.

Para ver más detalles puedes visitar el post própósitos de año nuevo.

Pero todas esas herramientas no nos sirven de nada si nos ponemos esas metas inhumanas. Lo sabemos por experiencia, propia y de clientes, ya que sobre todo nos dedicamos al desarrollo y diseño web e imagen corporativa/logotipos. Durante nuestra carrera  hemos podido ver numerosos casos de personas que querían lanzar su idea con una fecha esperada de fin muy cercana y poco realista. Con muchas ideas, ilusión y fuerza, pero también con caos y en ocasiones poca claridad en sus objetivos. Por eso cuando se quiere emprender, hay que tener muchas cosas a tener en cuenta y no se pueden hacer las cosas a la ligera o con prisas. 

También hay casos en los que nos encontramos con clientes que ya tienen todo muy meditado y medido, y en poco tiempo se puede lanzar su proyecto (como el ejemplo de la web en un mes es posible) pero porque detrás ya hay un trabajo de reflexión realizado previamente.

Muchas personas también están perdidas precisamente porque en su cabeza tienen una meta pero no conocen el camino a seguir: por dónde empezar y los pasos lógicos para llevarlo a cabo. Y es que cuando uno emprende, tiene una parte de labor de investigación, temas como: ¿Con qué inversión inicial cuento? ¿tengo competencia? si la respuesta es afirmativa ¿cómo son? ¿En qué nos diferenciamos?¿Con qué recursos contamos? ¿Cómo nos daremos a conocer…? Hacer un estudio de mercado mínimo nos ayudará a que nuestro proyecto tenga más oportunidades de supervivencia a medio-largo plazo.

Con ciertos elementos claros sobre nosotros mismos y la viabilidad del proyecto ya podremos ver qué recursos externos necesitaremos. Si necesitamos alquilar un local, oficinas, un espacio físico para desarrollar la actividad, si necesitamos de una gestoría quién nos lleve el papeleo…

También necesitaremos un diseño, logotipo y líneas gráficas. Muchos lo olvidan, pero es algo necesario para ser recordados. Algo a primera vista poco profesional puede echar atrás a los clientes potenciales. Además, hoy en día se necesita una página web para tener presencia en internet e infundir cierta confianza. Esta página web, que puede ir desde una web básica como nuestra “presencia básica” que muestre al mundo los servicios o productos ofrecidos de forma muy sencilla o algo más complejo en caso de que necesitemos venta online o tengamos un catálogo extenso de productos y/o servicios.

Hay personas que quieren tener páginas complejas acabadas antes de lanzar su proyecto para que vayan de la mano desde el principio. A veces, según cada caso, es mejor hacer una versión más básica para darse a conocer lo antes posible e irse posicionando en buscadores como Google o Bing y luego, con más tranquilidad y viendo como responden los clientes, ir implementando las demás secciones de la página hasta su versión definitiva. Son otras cosas a tener en cuenta.

También hay otros elementos de marketing como las redes sociales, la publicidad online (banners) y offline (tarjetas, flyers, pósters…) que no hay que olvidar. Dependiendo de las características de nuestro proyecto recurriremos a unos u otros según sea necesario .

Nuestro consejo es que un poco de tiempo, un papel en blanco y un lápiz son los mejores aliados para poder planificar, pensar lo que se quiere y sobre todo encontrar objetivos realistas, tangibles y alcanzables. Y si vemos que nos supera debemos recordar que no estamos solos, que  hay profesionales que pueden ayudarnos a ordenar nuestras ideas y explicarnos sobre los pasos a dar. Precisamente en Agencia de Ideas no sólo diseñamos logotipos o páginas webs; gran parte de nuestro trabajo conlleva guiar a los clientes para que los procesos sean fluidos y eficientes e intentar ayudarles para sacar el máximo potencial.

Lo dicho: ¡Feliz año y buen emprendimiento…!

Comparte este post:

Deja un comentario

uno × tres =

Agencia de ideas © 2021 | hecho con ❤ por agencia de ideas